Ir al contenido
Bodegas Castillo de Mendoza

Bodegas Castillo de Mendoza

La fundación de Bodegas Castillo de Mendoza se remonta al año 1994, cuando la familia Mendoza, descendiente de varias generaciones de viticultores, decide reemprender la tradición familiar y cumplir uno de sus sueños: abrir su propia bodega.

 La bodega y sus viñedos están ubicados en la localidad riojana de San Vicente de la Sonsierra, de la que la familia es originaria, localizada en La Rioja Alta y reconocida en el mundo entero por la extraordinaria calidad de sus caldos y su centenaria tradición vitivinícola.
Castillo de Mendoza abre sus puertas a todos aquellos enamorados del mundo del vino que deseen venir a visitarnos y degustar nuestros caldos. 

Para Castillo de Mendoza la viticultura es una de las partes más importantes del proceso de elaboración de sus vinos, porque considera que para elaborar un caldo de calidad es necesario tener una excelente materia prima, en este caso la uva. Desde hace algunos años la bodega ha elegido la Agricultura Ecológica como modo de cultivo, dando origen a caldos orgánicos de gran calidad que están siendo reconocidos en importantes concursos nacionales e internacionales.

Además de en la viticultura, la bodega cuida hasta el más mínimo detalle de la elaboración de sus caldos, desde que la uva entra en la bodega, haciendo una exhaustiva selección de la misma, hasta que los caldos son puestos en el mercado, pasando por las fermentaciones, crianza en barrica, que se realiza en un calado excavado en roca viva, el paso por el botellero para afinamiento de los caldos y el proceso de etiquetado.

La bodega cuenta actualmente con 7 líneas de vino: Chirimendo Maceración Carbónica, Vitarán Blanco Cepas Viejas, Vitarán Tinto Crianza, Noralba Crianza de Agricultura Ecológica, este es el buque insignia de la bodega en materia ecológica, Castillo de Mendoza Autor Ecológico, Castillo de Mendoza Reserva y Evento Alta Expresión de Autor.